Un Creador creativo

 
NUEVA TEMPORADA-CUENTOS-POESÍAS-REFLEXIONES VIVIDAS | RAZÓN DE SER| Un Creador creativo | El cuento | CIENTOS DE SIGLOS| AL PIE DE MI HUELLA-AnabelQuitzé | PRIMAVERA EN TU PIEL | HISTORIAS DEL MAR | VOLAR Y DESHACERME EN EL VIENTO| CON UNA MANO TOCAR EL CIELO| ENTRANDO EN LAS OTRAS CARAS DEL PORTAL CREATIVO |
 
Un Creador creativo
 
 
CANTANDO A LA TIERRA Y AL AMOR
GALLO

Con el alba un saltarin canto
el gallo erguido
en militar pose arrogante
mira en alto.
Cuenta que ha despertado al sol
y entérense todos
ese titán es un tímido soñador

Por allí ya lo veo
tras de la ventana en su patio
agita alas, sepan que aquí estoy

Mi gallo es carato
lo escogi de chico.
Le hice su estaca
muy cerca de mi ventana
canta con fuerza
quiquiriquiii
sépanlo, aquí estoy
su cresta roja hinchada de orgullo
demuestra su clase, es el jefe del patio

Mi gallo es carato
mi cariño de niño lo aprendió cargado
mis manos peinaban sus plumas caratas
con la vista recorría su estirpe
por eso, ya después
siempre caminó a mi lado

Canta gallo mío
diles a todos que estas aquí
Canta otra vez
y diles que despertastes al sol
quiquiriquiii

Marzo de 2002
SEMILLA

Sueltos en las brisas vienen y van tus sueños
Deshacen los nudos de los extravíos.
Como agua de cascada van corriendo,
confiadas gotas que se esparcen gozosas del viajar
por el aire van y miran el todo reflejándose en sí
recordándote pulsas mi memoria,
lo sé, no hay tiempo ni azar
El timbre del manantial es un susurro que no espera.

Sobre el agua surge un cielo colado por el bosque
Recogiendo las aguas nace nuevamente el río
Es un mundo nuevo pululan las especies
En las inertes peñas descubro que hay vida
escondida entre fisuras
enjambre de algas y bacterias van tejiendo
el inicio de nuestro sueño.

Sabes quién te dijo que estaba aquí
La huella de mis pies en el barro, no fue
una mirada de la libélula carmín, no bastó
no fue el de la cascada su fugaz salpicar
ni el verme en el agua de las nubes reflejadas.
Los peces ni las aves fueron
cuando bañado de estrellas me vieron
sumergido en agua del manantial.

Sí, fue la eterna chispa cósmica
La que ató al sin fin lo bien amado.
Yo lo sé, otras veces te he visto
y viajado en tu seno de interminables gusto
Una sola vez me lo dijiste
para soltarle al viento los nudos
Sólo se requiere una señal
La más simple de todas
Ser amante de la felicidad compartida.

German Conte

Poema para la Tierra

Verás que somos esperma, óvulo y amor,
Mírate bien para escrutarte
encontrarás que estamos llenos de estrellas y nebulosas
Y del brillante polvo cósmico,
Si ves más allá encontrarás
Que contienes los torbellinos astrales
de las galaxias
y los susurros de las brisas sabaneras,
del mar en ti la turquesa transparente
y el candor perpetuo de una madre.

Como una promesa azul
Te puedo confesar que por ti
Aprendí, a ser inocente
y como una sola pieza, supe amarte
en tus días y las noches,
A los radiantes verdes, húmedas y oscuras selvas
A las llanuras y sus brisas sonoras de pastizales,
A las desérticas soledades, y torrentosas aguas y mares
Como una promesa azul
Dejaré que entren las fragancias de eternidad
para así construir sueños merecidos
trucos forjadores del destino

CostaEsmeralda
OLAS

Impulsando el agua viene tibia la ola
surge de lo distante
y de lo profundo del mar
Inicia su viaje dibujándose tímida
Pero cuando se acerca puedo ver su fuerza,
cada vez más imponente,
arrolladora
sonora
siempre haciéndose escuchar
sus últimas palabras retumba en voz alta

Trae en su interior el corazón del mar
viene viajando con un martillo y cincel,
prestado por Neptuno
para esculpir al continente
para dibujar su fondo y esconder los peces.
Pero algunas veces rescata pelícanos de un vuelo extraviado
induciéndolos a viajar en compañía,
acoplados a su ritmo se deslizan sin gastar energía
las olas aprovechan ese vuelos para engalanarse,
allí va la banda de pelícanos y vienen más
hacen cambios de esa galana pureza
la ola entrega su ímpetu
para que avancen a un mas allá
que quiero conocer

Siempre el mar llega entregando su corazón en la orilla
En un final chispeante de espumas
De cangrejos festivos que recorren sus entregas
De acrobáticas gaviotas que persiguen
Las vibrantes sardinas, siluetas de vida.
Las olas van dibujando la costa con las arenas y riscos
Nutre a los caracoles con la minúsculas vidas.
En la playa las olas han acopiado pulidos troncos,
para dibujar armonías, sobre la simple arena
algunos son pequeños minaretes de aves
y he visto sobre las olas robustos troncos
llegados de crecidos ríos, fugados de su comercialización
los pusiste allí para que te vean hasta el horizonte
para que vean por la noche un ballet de estrellas
para que te escuchen relatos de piratas y sirenas

Hay sitios costeños en que las olas
tienen afiliados a sorfistas
Para sentirse dibujadas con su adrenalina
La cresta entrega la esperanza de Neptuno
Hacen salpicar la sal y trae un sabor de gran poder,
Es el legado de hechizos de frescos peces,
Escapados de las redes, con sus ojos siempre abiertos
Los encantos los transmiten sus miradas de pez
Ellas han llegado del otro lado de la luna y del sol.

Hay tiempos en que no he visto olas sobre el mar
esta llano y tranquilo,
con claridad reflejada de nubes,
Pintando al cielo de arco iris
y celajes que llegan hasta el horizonte.
Otras veces llegas suavemente
con el movimientos de ritmo meloso
cantándole a la arena en tono bajo
y suavemente , con ternura de amante
con cadencia avanzas hasta encontrarme
para dejarme escrita tu historia sobre mi carne,
siempre te digo cuanto me llenan tus visiones
Cuánta fortaleza y sensibilidad me da
el gusto de verte con tu corona de reina
cresta esfumada de chispeadas gotas

sep. 2006
TERRA UNIVERSIS

Tus colores van de los blancos a los rojos
Del rojo puede llegar hasta el nocturno negro
Pero todos sus tonos seducen al pie cansado
Y fabricas viajes con sabor a viento sabanero
Unas veces te he visto atrapada como lodo
Asida entre los dedos, así has visto leguas.
Los que fueron nacidos de esta tierra
No les molesta tu unión
Es cómoda, ligera, fresca y suave
Se deja sentir como parte de la vida
Igual a cuando respiras
Simplemente imperceptible,
Regalando tiempo para pensar

Hay veces que descansas
Bajo la sombra de sus hijos verdes
Los hay gigantescos y pequeños
Pero todos rasgan al cielo con sus hojas
Sus raíces entregan un tierno abraso,
Te retienen para regalarte
Hojas, flores, frutos
Tus hijos verdes, siempre llaman a sus amigos
Para que te conozcan
Los hay bestiales, otros frágiles y nerviosos,
Los de simples pasos y los trepadores,
Tus hijos verdes en septiembre traen mariposas.
Pero al final de sus tiempos,
Todos, hijos y amigos quedarán por siempre
Integrados a su espuma cósmica

La tierra a veces parece descansar
Pero en verdad, va a toda prisa
Nuestros ojos no pueden verle
Ese perfume que proyecta su sonrisa,
Construida por millones de años
Desde cuando era ardiente fuego estelar.
Sucede, que vamos despacio
Y tratamos de dejarte nuestras huellas.

La tierra tienes tácticas sutiles
Para hacerse de nosotros.
Como aliada del viento
Sacude su manto y vuela
Conspira con la fría aurora y el calor meridiano
Se une a la fuerza, esta vez romperá contratos
Con partícula disfrazada como ventolina,
Que hacen tormentas, tornados y huracanes
Siempre cosechando lo que dio
Y sembrando renovación
Para de nuevo comenzar.

Te he visto viajar en los caudales de los ríos
Para quedar lejos
En los remansos
Y hasta en el fondo del mar.
Te he visto en mis sueños, extensa y diminuta
Alborotosa, coqueteándome
Con tus átomos entrando por mi boca,
Viajando en los pulmones,
Dentro de los poros y hasta en mis células
He sentido la tierra enredada en mis cabellos,
Pulsando venas y arterias
Resbalándose por mi piel
Escuchando mi corazón
Para decirme con cariño h i j o,
También camino con tus pies.

Noviembre 06
POR DENTRO Y AFUERA

Tengo el son afuera y por dentro
me envuelve haciéndome su todo
para fortaleza del corazón, llega sacudiendo la emoción
Nos baña acompasada de brisas y rugidos del mar
flota en el ambiente como soporte del tiempo
su ritmos es un sentimiento, que se apodera del aire para respirarlo,
mi vista recorre tu perfil y veo el compás en tu palpitar
tu ritmo esculpe, se apodera de los torsos
sonsonea remontándose y regresa,
suavemente en cadencia de manos y caderas
que se sueltan, y van, más allá, más allá
así sus giros me toman, y qué rico es el son

Tu ritmo es libre, tu tinta traída del África
nos hablas cantando la alegría del vivir
tu voz viene compasada de sentimientos naturales
así traes los frutos de las montañas
y también los frutos del amor humano.
Sé que construyes sin cesar el oleaje del caribe
y mis piernas saben de tu movimiento
supe que el equilibrio de nuestra vida está en llevar tus colores,
destellos de tumbadora que anuncian la trompeta y la güira
te oyen por el llano, trepas por los cerros
con sus palmeras que silban
con sus penachos peinados por el viento.

Qué lindo es el son cuando lo llevas por dentro
y resulta mejor cuando tomas su mano,
cuando remontas sus caderas en ese ir y venir
y siento que respiramos con el ritmo del son.
Vengo de la tierra con tus aromas y cantos
traigo tus sueños encarnados en mis pies
que hoy caminan al trabajo, y como todos los días
sigo consciente de tu compañía,
sin soledades porque sé que llegarás
cuando quieras, para sacudir las sombras
para prenderme de tus ideas
y entonces, podremos nuevamente coquetear.

18 de junio de 2007
 
Imagen
ECOS DEL PASADO
UN AÑO

Detrás del tiempo, se cierran ciclos
El de la vida que nace con los suspiros de amar más profundo
Y finaliza en cualquier momento luego de un hacer y hacer.
Si nuestra vida la viéramos envueltos en el bigban estelar,
Desde el cosmo, sería un parpadeo de la galaxia
Donde caben generaciones y sigilosos siglos
Pero en un minuto te puedo decir
Tierra tierra, agua agua, aire aire, verde vida
Amigo, amiga, mujer, trabajo…
¡te digo que los he amado¡
Siempre libre, sin estar atado a nada material
Como al salir de la matriz separado de la placenta
Sin ataduras pero agradecido, igual a todos los niños
En su primer minuto, tocando a lo más apreciado

Un año es un ciclo verde
Lleno de constelaciones y de estrellas fugaces
Que en un constante ir y venir se abre y cierra,
Nadie sabe realmente por donde comienza
Pero allí están los trinos mañaneros del sinsonte
Para que los escuchen todos
El Anay junto a su selva madre
Mientras oye el trinar le saca el agua a su piragua
Para seguir viajando con el viento.
Su canto también se cuela por las ventanas de cristal
Arremolinando sábanas de seda
Arremete contra el sueño como el olor del café recién hecho

Contamos el tiempo de un año
En 12 meses exactitos
En cincuenta y dos semanas y un día
En trescientos sesenta y cinco días.
Pero prefiero verlo como cada vez que te dije amor
Como cada vez que di mi mano, en un estrecho saludo
En cada abrazo de compañeros, en cada sonrisa y mirada
Quiero ver el año en términos de los acumulados sueños
Titanes del nuevo tiempo.



German R. Conte Scheel
1° de enero de 2006

LUNA

Galana, coqueta, sonriente y discreta
Sobre el horizonte va tu luz
La de tu mirada y la de tu andar
Haces saltar las sombras teñidas de noches
por esa claridad de tu vida
que se estira y se encoge.
Contigo mi olfato se afina
te acojo en tu frescor de tinaja
de polen, hierba, de fino rocío
Y de un sorpresivo aroma de fogón distante.

Voy viajando contigo en esa envolvente neblina
Por el camino hay gigantes,
titanes y diminutos enanos
acompasados por los grillos
Tu luz va fanfarroneando siluetas
Las tejo con mis fantasías
Y ahora comando un ejército
De audaces y valientes amigos.

Clarines, abran el camino
Por atrás se escurre el silbar de la lechuza
Paso a paso sigo
acumulando luces por tus ficciones
Y con el sonar del viento me envuelvo
Los tonos de tu mágica voz
Son fragantes pétalos de flor
Pinchazos en el corazón
cortos retazos nocturnos
dibujos en mi memoria
siempre surges de adentro
tibia, cariñosa, hermana, maestra y madre luna.

ECOS

Cuando niños cruzamos el tiempo
En las mismas fechas
Gigantes robles, caobas, laureles y acacias
Hacían el techo de las avenidas
Ellos nos miraron con sus hojas
Y con el viento lanzaron sus flores

Por allí tus pasos acompasados
Por acá acrobáticos los míos
El viento juega girando un despliegue mágico
Torbellino de esquina, sorprendes y haces correr.
A la escuela vamos caminando
Viaje fantástico en el albor mañanero
Las rayas del camino no se pueden pisar
Pierdes si las pisas
Los chicos son mantequilla
Y los grandes loros de otra estaca

Nos cruzamos en los mismos tiempos
Inventamos nuestros juegos
Laberintos y escondites han quedado atrás
Pero me susurran sus voces
Hay un repicar de rondas
Escúchalas, dicen que esperan
A otros niños

German Conte

MUJER

La luz de hoy me trae el cáliz de tus ideas
Haciendo nacer la era del mañana
Así llega abriendo el amanecer,
Siempre acudiendo al porvenir
Sin discursos apoltronados de humo
Solo con tus esperanzas de fe
Y con tus ganas de sonreir

Por ello tengo el viento en mis recuerdos
Que va tejiendo tus cabellos crespos de sortijas
Tengo un tesoro escondido en el color de tus ojos
En la ternura de las flores que te tocaron las manos
Tengo tus sueños, en mis visiones del futuro
Repletos de cariños que van dibujándose con tus hijos
Libres como tú.

Tu vocación de mujer y de fiel amiga
Sin el tiempo de por medio,
Siempre hay un continuo e infatigable hacer.
Tengo eso que me distes sin preguntar
Por eso aprendí como se construyen las promesas
Me enseñaste a descubrir lo nuevo dentro de lo viejo
Haciendo que fuese la realidad un compartir que no erra

Sé que para retenerte en mi memoria están los vientos
Y para tenerlos, hay que confiar como tú
Sin límites, sin un que será por las dudas.
Entendí la fe en todos los sueños
Pues ellos son constructores copiosos de lluvias
Capaces de brillar como un relámpago
Que retumbar y viaja, entre la cordillera
Para despertarnos y hacernos ver, solo con un destello
El camino que sigue por delante.

German
15-11-05

Escríbeme
Podemos compartir.
ARENAS

Frescas y desnudas cabalgan abrazando al mar
Fuiste atrapando caracoles, cangrejos y almejas
Barrida de espumas, visitada por peces
Arenas que esperan la marea y su rumor de olas
Para sentirse plenas de naturaleza, peinadas de brisas.

Me han dicho que fuiste piedra de montaña
Disuelta por el agua y movida por los vientos
Llegaste de los picos montañosos al mar
Del África a las Antillas, de América al Japón y de allí
Recorriste Asia hasta llegar nuevamente al África
Pero sigues siendo aposento donde se nace y se hace el amor
Donde se han escrito nombres de hombres mujeres y sueños
Y de noche, sigues húmeda reflejando astros
Para que los hombres te hicieran poesía

Hoy estas aquí, haciendo un loco sacrificio
Dejando al mar allá lejos,
Desde aquí ya no se pueden ver las olas.
Aquí estas amontonada arrinconada y atrapada
Esperas a una gigantesca máquina "el cargador"
Y a los peones que como hormigas te dan vueltas
Ellos te harán viajar de pala en pala
Para que dentro de una carretilla, el obrero te lleve jadeando
En tu último paseo de libertad.
Pero sé que tus partículas más ágiles saltaran al abismo
Que conduce al mar

Hoy quieres detener el tiempo como remedio de último recurso
Silvas, gritas, brillas con destellos diamantinos
Y nada, parece que todos son sordos ante tu extensa tertulia
Incapaces de escuchar tus historias de piratas y ballenas
De amores y tiempos que se fueron hitos
Para que pudieran existir el hoy.

La arena esconde una gran filosofía, es dócil se deja mezclar
Para quedar atrapada con el cemento
Y en pocos días, nuevamente será convertida en piedra.
Su forma particularmente minúscula ha de llegar bien alto
Ahora será columna, vigas losa, escalera y pared
Me parece que todo esto, es para volver a ver al mar.
Escondida en una nueva figura, que le llaman hormigón
Ha ido construyendo la ciudad
Pero los que ven su nueva imagen de edificio, de calle de acera
Desconocen que allí está la arena cantando todas sus historias
Llenas de la magia por haber cruzado el tiempo
Te aseguro que sólo hay que saber escuchar
Para que sus amores escondidos toquen el corazón


German
14-6-2006
imagen
El Mar del Sur

Salpicado del cíclico Pacífico
Mareas van y mareas vienen
Peñascos y arenas se dejan arrollar
embriagados por un hechizo hipnótico
en la costa esculpen sus abrazos.

Mar sensorial, mar desplegado de gaviotas
acogedor , tierno y romancero
pero hay veces que enfureces,
sospecho las causas
por eso también es bestial e intransigente,
sin remordimientos arrebata lo quitado

Siento tu vasto mirar de pez
Del caracol almejado que lo espera
Confiado, requiriendo no más que al tiempo
Posesionado del interminable fin
Lleva sus dominios detrás del horizonte
Entra por los ríos para nutrirse de la tierra
Se enrumba a las auroras boreales
Y se baña con los osos polares

Su poder no palidece sin la luz
solito y de noche deja bajar las estrellas
para bañarse con ellas.
Con el sol vibran todos los sueños
Naranja, verdes, azules turquesas
Los hay celestes y grises nocturnos.
Con tigo pruebo mis alas en tu sin fin
Y voy dejando gravados mis pasos
En el oro de tus arenas.

German Conte
imagen